Los Celtas: Armamento

El armamento de los celtas se componía de espada tipo La Tène, lanza, casco montefortino, escudo oval y cota de malla (6).

La espada de La Tène (3, 4) muestra un enmangue corto para una sola mano con un remate trilobulado con decoración esmaltada. Las vainas suelen ser metálicas, también provistas de una decoración muy colorista.

Las lanzas (1) muestran una gran cantidad de modelos de hoja, desde las más simples hasta complejas hojas con formas sinuosas. Son lanzas de asta larga para la lucha con escudo, aunque también portan en algunos casos jabalinas para lanzar, con asta algo más corta y puntas más ligeras.

Los cascos (5) son habitualmente de metal y tienen dos características fundamentales:

· El cubrenuca, una pieza metálica fija, más o menos prominente, que protege la parte de atrás de la cabeza de golpes.

· Las orejeras, piezas móviles unidas al casco por medio de cintas de cuero que sirven para proteger la zona de la sien y las orejas.

En cuanto al escudo (7) toma siempre forma oval con umbo metálico bastante prominente y que de forma habitual se alarga en sentido longitudinal al escudo. Los motivos decorativos de éstos varían enormemente pero son muy usuales los nudos sinuosos y vegetaciones muy estilizadas que conforman motivos circulares que recuerdan a los símbolos solares. Son siempre muy coloristas, usando brillantes esmaltes en las zonas rehundidas para resaltarlas y metales sobredorados o maderas enteladas para la estructuras de los mismo.

por Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , Asociación AESIR
 
©Reinos Celtas 2014