Religiones

Hoy por hoy la religión es un asunto privado y personal; sin embargo, en el medievo, era un medio importantísimo para definir la posición e identidad de un individuo como parte de una comunidad. Mientras que las personas en el mundo actual muestran su identidad de manera individual; en esta época, el grupo tenía mayor importancia que las personas concretas que pertenecen a él.

Ser parte de una comunidad religiosa, más allá del grado de implicación y fe depositada en ella, es una forma clara y evidente de alinearse como persona en un grupo y, aún más importante, definir públicamente cuál es tu afiliación y quién queda fuera de ella. Y por supuesto, dicha afiliación religiosa es una manera rápida de explicar cuál es la cosmovisión y ética de un personaje.

Debido a que la religión es un componente fortísimo de identificación, su respeto es una forma estupenda de acercar posturas y su insulto, la mejor manera de comenzar una guerra. Por diferencias religiosas comenzaron las luchas entre caballeros de la Tabla Redonda tras la muerte de Arturo, las guerras entre reinos britanos, y la actual invasión de los francos.

  • Druidismo
    • Pictos
    • Britanos (próximamente)
  • Cristianismo (próximamente)
 
©Reinos Celtas 2014